Saltar al contenido

Uso de cookies en las páginas web del Ayuntamiento de A Coruña

En las páginas web municipales utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o conocer como cambiar la configuración, en nuestra página de "Normas de uso".

Concello de A Coruña
Novo Espazo Xuvenil
Compartir en Tuenti

De barrera

Métodos de barrera

Se llaman así porque impiden el contacto entre el óvulo y los espermatozoides por medios físicos y/o químicos.

1. Preservativo masculino

ImagenSinAlt

Es una funda fina y ajustada de látex o poliuretano, que se coloca en el pene cuando está erecto, de forma que lo cubre totalmente y evita que los espermatozoides entren en la vagina durante la penetración. Es recomendable combinarlo con agentes espermicidas para aumentar su eficacia.

Se debe colocar antes de cualquier aproximación a la vagina, y debe retirarse el pene de la vagina antes de que empiece a perder la erección, sujetando el preservativo por su base.

Es un método fácil de conseguir, que cuesta en torno a los 8 € la caja de 6 preservativos (aunque hay variaciones según las marcas y el lugar donde lo compres) sin contraindicaciones y de uso sencillo, que empleado correctamente tiene una eficacia muy alta en la prevención de embarazos no deseados y protege también del SIDA y de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS). Algunas personas son alérgicas al látex, y para estos casos existen preservativos de otros materiales, como el poliuretano, que pueden utilizar sin problemas.

Cómo conseguirlo:

  • En la máquina (¡Caros! y ¡cuidado! a veces están caducados)
  • En el super (lo más disimulado)
  • Pidiéndolo a un colega (de confianza y sin abusar)
  • En la farmacia (un poco más atrevido por tu parte)
  • Pidiéndolo a tu pareja (pero no des por seguro que lo lleve)
ImagenSinAlt

¿CÓMO SE UTILIZA?

No es complicado utilizar un preservativo, pero como nadie nace sabiendo, las primeras veces es importante que recuerdes las siguientes instrucciones:

  • Compra condones de calidad, conservados adecuadamente, y fíjate en la fecha de la caducidad.
  • Lleva siempre repuesto (nuca se sabe...)
  • Ten cuidado al abrir el envoltorio, podrías rasgar el preservativo.
  • No lo lleves en el bolsillo trasero, ni en sitios en que pueda romperse o calentarse (prohibidas guanteras, sitios donde vayan las llaves...)
  • Asegúrate de que está en buenas condiciones; en caso de duda o deterioro evidente, usa otro.
  • Colócalo cuando el pene esté erecto, y antes de realizar la penetración. Aprieta la punta del condón entre dos dedos (donde está un pequeño depósito). Desenróllalo con cuidado hasta cubrir el pene por completo.
  • El preservativo debe retirarse antes de que empiece a perderse la erección, sujetándolo por su base, de forma que no salga el semen.
  • Luego sólo queda comprobar que no esté roto, hacerle un nudo y tirarlo a la basura, nunca al inodoro.
  • Recuerda que el preservativo es de un solo uso y debes conservalo en lugar fresco y seco.
ImagenSinAlt

¿QUÉ HACER SI SE ROMPE EL PRESERVATIVO?

En este caso hay riesgo de embarazo (y, si la relación sexual era una práctica de riesgo, también hay peligro de contagio de enfermedades de transmisión sexual), por lo que debes acudir a un centro sanitario para recurrir a la anticoncepción de emergencia ("píldora del día siguiente").

En todo caso, mantened la calma. Todavía hay recursos a vuestra disposición para evitar un embarazo. Tenéis hasta 72 horas para que la chica tome la píldora del día siguiente, aunque es importante saber que será tanto más eficaz cuanto antes se tome. Acudid cuanto antes al Centro de Planificación Familiar o al médico de cabecera o al Centro de Atención Primaria que corresponda a la chica. Si ya no está abierto (por ejemplo, porque el "accidente" ha ocurrido en fin de semana), y no queréis esperar al lunes, podéis acudir al PAC (Punto de Atención Continuada) del Centro de Salud que corresponda. En todo caso, es recomendable que la chica no se automedique ni siga consejos de amigas. Lo mejor es que acudáis a profesionales sanitarios.

2. Preservativo femenino

ImagenSinAlt

El preservativo femenino también proporciona una gran protección frente a los embarazos no deseados, la infección por el VIH u otras enfermedades de transmisión sexual (ETS).

A diferencia de la mayoría de los preservativos, que son de látex, éste es de poliuretano y se introduce en la vagina. Está muy lubrificado para facilitar su introducción, y tiene dos aros, uno de los cuales se introduce en la vagina estrechándolo con los dedos, mientras el otro queda en el exterior; es por este aro por donde se introduce el pene. Es un método muy eficaz tanto en la prevención de embarazos no deseados como de ETS. Es especialmente útil para aquellas mujeres que se exponen al SIDA o a otras ETS debido a sus conductas o las de sus parejas, que a veces se niegan a tomar medidas de protección. Hoy por hoy, es el único método de protección contra el SIDA y las ETS disponible para ser usado por las propias mujeres.

A pesar de todas estas ventajas, su utilización, al menos en España, no ha tenido mucho éxito, en parte por falta de promoción y en parte porque su precio es mayor que el del preservativo masculino.

3. Esponja vaginal

ImagenSinAlt

Es un tapón cilíndrico de esponja impregnado de espermicida. Se introduce en el fondo de la vagina (como un tampón) para que impida la entrada de espermatozoides en el útero. Se coloca antes de empezar las relaciones sexuales y debe permanecer en la vagina al menos seis horas después del coito, aunque puede mantenerse puesto incluso 24 horas. Es de usar y tirar.

ImagenSinAlt

Este método no sirve para prevenir el sida ni otras enfermedades de transmisión sexual.

 

 

 

 

 

4. Diafragma

ImagenSinAlt

Es un "capuchón" de látex o silicona que se introduce en la vagina y se coloca de forma que tapona el cuello del útero, impidiendo que los espermatozoides pasen an útero.

Hay que usarlo siempre con cremas espermicidas, cuya función es la de matar los espermatozoides.

Para adquirirlo hay que ir a un centro sanitario o de Planificación Familiar para que te enseñen a colocarlo y para saber la medida que necesitas, pues los hay de varios tamaños.

ImagenSinAlt

¿CÓMO SE UTILIZA?

Se debe colocar un máximo de 2 horas antes del coito vaginal.

Antes de introducirlo, se impregna de crema espermicida y se aprieta con los dedos para introducirlo en la vagina.

No se puede retirar hasta que no hayan pasado 6 horas desde el coito vaginal.

Si se hacen varios coitos, hay que aplicar espermicida antes de cada uno, y contar entre seis y ocho horas desde el último coito antes de retirarlo.

Tras retirarlo, hay que lavarlo para su posterior uso.

ImagenSinAlt

El diafragma es reutilizable, y bien cuidado, puede durar en torno a un año los de látex y en torno a dos años los de silicona. Se lava con agua y jabón y se seca bien. De vez en cuando conviene revisarlo para comprobar que no se ha roto.

El diafragma es un método que se proporciona gratuitamente en algunos Centros de Planificación Familiar, y muy eficaz en lo que respecta a la prevención de embarazos no deseados (en torno a un 96 %), pero no sirve para prevenir ETS ni el VIH/SIDA.

5. Espermicidas

ImagenSinAlt

Son métodos de barrera químicos. Se comercializan en forma de crema u óvulos que se introducen en la vagina. Contienen sustancias que anulan a los espermatozoides.

ImagenSinAlt

Hay que introducirlos en el fondo de la vagina como máximo dos horas antes del coito y, en el caso de los óvulos al menos 10 minutos antes de la penetración. Debe aplicarse una nueva dosis de espermicida para cada eyaculación. Hay que dejarlos actuar hasta 6 horas después de la última eyaculación, evitando en ese tiempo los lavados genitales con jabón. Se venden en farmacias, y su precio es asequible.

Usados como método único no son demasiado eficaces, pero son muy adecuados para ser empleados junto con los condones o en el coito interrumpido. Pueden usarse solos cuando la fertilidad de la mujer está disminuída: lactancia materna y perimenopausia.