Saltar al contenido

Uso de cookies en las páginas web del Ayuntamiento de A Coruña

En las páginas web municipales utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o conocer como cambiar la configuración, en nuestra página de "Normas de uso".

Concello de A Coruña
Novo Espazo Xuvenil
Compartir en Tuenti

Métodos quirúrgicos

La ligadura de trompas en la mujer y la vasectomía en el hombre son métodos anticonceptivos que implican realizar una operación quirúrgica y que deben plantearse como definitivos, aunque en algunos casos pueden hacerse reversibles.

La esterilización no afecta al comportamiento sexual, pero pueden producirse problemas psicológicos si no existe una buena información o si la decisión de no querer tener más hijos no fue clara y meditada.

Estos métodos no alteran la función hormonal, y no afectan a las relaciones sexuales ni al deseo. Su eficacia anticonceptiva es altísima, pero tampoco protegen del SIDA ni de otras ETS.

Estos métodos se indican, normalmente, para personas que ya han tenido hijos y que no quieren tener más.

ImagenSinAlt
  • Vasectomía

La vasectomía consiste en seccionar los conductos deferentes, de manera que se interrumpe la trayectoria de los espermatozoides. La intervención es muy sencilla: dura sólo unos minutos y se hace con anestesia local. No hay postoperatorio; como mucho, puede haber un hematoma y ciertas molestias durante unos días, y hay que seguir algunos cuidados durante un par de semanas para asegurarse de que la recuperación es completa. No tiene efecto inmediato, sino que hay que esperar a que los canales queden completamente limpios de espermatozoides. No afecta a ningún otro aspecto de la vida del hombre, que sigue produciendo semen y mantiene su deseo y respuesta sexual sin cambios.

ImagenSinAlt
  • Ligadura de trompas

Consiste en seccionar o ligar las trompas de falopio, impidiendo así que se encuentre el óvulo con los espermatozoides. Se trata de una intervención quirúrgica en toda regla, que necesita anestesia y un postoperatoiro. No tiene ninguna consecuencia paralela en el funcionamiento del cuerpo de la mujer: se sigue ovulando, y se sigue teniendo la regla, sólo que los óvulos, al no tener su camino abierto, son reabsorbidos por el organismo.