Especiales

  • icono de impresora

Domus

La Domus ofrece la oportunidad de realizar un viaje interactivo por el cuerpo humano con dos novedades destacadas como son la sala dedicada a la genética y otra dedicada a la evolución humana. Además sus casi 200 módulos interactivos permiten a los usuarios un gran número de actividades

Los usuarios pueden conocer el entramado de los genes o los predecesores de la raza humana

Conócete a ti mismo es el lema de este museo, en el que se propone un recorrido interactivo por el cuerpo humano, despertando la curiosidad al tiempo que el visitante se divierte, y provocando la reflexión mientras participa en sus actividades.

Sus cerca de 200 módulos interactivos permiten a los usuarios de la Domus actividades como subirse a pedalear en una bicicleta y ver al lado un esqueleto realizando los mismos movimientos , escuchar los latidos del corazón , lanzar un penalti y comprobar la velocidad a la que se ha impulsado el balón, ver cómo reaccionan nuestras pupilas ante un estímulo luminoso, comprobar el peso de nuestro cuerpo desglosado en sus componentes principales (agua, azúcares, proteínas, grasa, minerales), observar y conocer los distintos tipos de células que componen nuestro organismo, o ver imágenes de un parto real.

Las salas de exposiciones permanentes que alojan todos estos módulos han experimentado en los últimos años dos importantes renovaciones con la apertura de dos nuevas secciones, una dedicada a la genética y otra a la evolución humana.

La sección de Genética se compone de 21 módulos que hablan sobre el ADN, sobre qué son y cómo se comportan los genes, cómo se heredan, la clonación, los transgénicos, la genética y el ambiente, genética y ética, la investigación -a través del Proyecto Genoma Humano-, o sobre cómo los errores de la naturaleza son fuente de conocimiento para la ciencia.

El módulo más emblemático de esta sección es, sin duda, el modelo gigante del gen de la telomerasa, una sustancia que se sabe está implicada en el proceso del envejecimiento y del cáncer. El modelo tiene una longitud de cerca de 300 metros y pesa 310 kg y la estructura está suspendida en el aire sobre el hall de entrada de la Sala Leonardo Da Vinci y para su construcción se contó con la participación de 700 alumnos de centros de Secundaria de la ciudad.

La otra sección renovada se titula “Homínidos y homínidas. La familia presumida”, dedicada a la evolución humana. Es una exposición divulgativa, interactiva, dirigida a personas de todas las edades, que aborda la evolución humana desde una perspectiva que permite incluir las características biológicas más determinantes del desarrollo evolutivo, buscando la implicación de los visitantes.

Se presentan además réplicas de piezas emblemáticas que sirven para hablar sobre cada una de las cuestiones de la evolución humana que se abordan.

Así, cada unidad expositiva está formada por varios elementos y las piezas emblemáticas tienen su espacio destacado dentro de cada unidad expositiva, ya que se trata de reproducciones de importantes hallazgos paleontológicos y arqueológicos. Son, por ejemplo, varias piezas halladas en el yacimiento de la Sierra de Atapuerca

Domus tiene además una sala de exposiciones temporales que permite profundizar, desde diferentes perspectivas, en cuestiones relacionadas con el ser humano, como el rostro, las vacunas, el cráneo, la aspirina o las construcciones en el mundo animal incluidas las humanas.

También cuenta con una sala de proyecciones equipada para proyectar diferentes formatos, incluido el IMAX, en la que se exhiben documentales científicos.

Más información

Horarios

  • Invierno (septiembre a junio ):
  • Lunes a domingo de 10:00 h. a 19:00 h.
  • Cierra el 25 de diciembre, el 1 y el 6 de enero.
  • Verano (julio y agosto ):
  • Lunes a domingo de 11:00 h. a 21:00 h.

Los usuarios pueden conocer el entramado de los genes o los predecesores de la raza humana

Documentos

Documentación de interés.

Instale Acrobat.

Enlace con la descarga de Adobe Reader.