VOLVER AL AYUNTAMIENTO DE LA CORUÑA ESPECIALES
ESPECIALES
PRINCIPAL NOTICIAS
DOCUMENTOS
GRÁFICOS INTERACTIVOS
AYUNTAMIENTO DE LA CORUÑA

Desde La Coruña a Santiago, en un fin de semana
En un fin de semana, en apenas dos días y medio, se puede cubrir la ruta que antaño realizaban los ingleses, daneses o escandinavos que desembarcaban en la ciudad. Tres etapas que descubrirán un Camino, menos conocido que reserva numerosas sorpresas al peregrino.


Iglesia de Cambre
Fachada de la Iglesia de Santa María de Cambre

Primera etapa. La Coruña-Bruma. 38 km.
Para seguir la misma ruta de los peregrinos es interesante visitar la Iglesia de Santiago, con la imagen del Apóstol a caballo, antes de emprender el viaje. En la Ciudad Vieja de La Coruña también se encuentra la Colegiata de Santa María, uno de los templos románicos mejor conservados de Galicia que data del S XII.
La salida se realiza por el núcleo de El Burgo, en Culleredo. El mismo lugar que hoy registra un gran crecimiento urbanístico, sirvió en el S X como refugio para trasladar a la población coruñesa.
La zona experimentó un importante crecimiento e incluso los monjes de Sobrado instalaron numerosos molinos que han dado nombre a una de las áreas del municipio de Culleredo, Acea de Ama.
Además de estar ligado a los templarios, el pasado de El Burgo está estrechamente relacionado con la batalla de Elviña, ya que fue en este punto donde las tropas inglesas de Sir John Moore y las napoleónicas se enfrentaron. El puente salió algo dañado del combate y, a pesar de una reciente restauración, es posible apreciar el estado en que quedó la construcción.
La Iglesia de Santa María de Cambre es otro de los hitos en el comienzo de la ruta. Su construcción se vincula a la Orden de los Caballeros del Temple. Tanto el templo como el puente del S XIV son algunos de los vestigios que los templarios conservan en este lugar.
Por las tierras que retrato Wenceslao Fernández Flórez en 'El bosque animado' se alcanza Carral, donde una encrucijada rememora a los 'Mártires da Libertade' al haber sido testigo del final del coronel Solís y los militares que se levantaron contra el presidente Narváez, en 1846.
Las rutas coruñesa y ferrolana confluyen en el kilómetro 38, en concreto en Bruma, municipio de Mesía. Un núcleo que vive del campo y con un pasado señorial.

Segunda etapa. Bruma-Sigüeiro. 33 km.
Dejando Bruma, lugar donde un hospital atendía a los peregrinos en el medievo, y después de atravesar San Xiao de Poulo con sus restos romanos y los Pazos de Vidueira, se alcanza Ordes, donde se pueden reponer fuerzas tomando un queique típico del lugar con pasas como ingrediente. Al igual que Trazo y Ordes, Oroso formaba en otros tiempos parte de una jurisdicción que abarcaba la zona comprendida entre el Tambre y el monte Xalo y vinculada a una donación de Alfonso VII a la mitra compostelana.

Tercera etapa. Sigüeiro-Santiago. 15 km.
El Río Tambre y el puente Sigüeiro en Oroso aventuran que la meta está próxima. Se recomienda pernoctar la última noche en este punto y dedicar la última jornada a cubrir los escasos quince kilómetros que separan al peregrino de Santiago.
Junto al puente románico ocurrió uno de los episodios relacionados con el levantamiento del coronel Solís que sería fusilado más tarde. El camino discurre por asfalto, molinos, iglesias de campo y algún que otro pazo que se confunde en Val do Dubra con el paisaje.
El último tramo conduce directamente ante la Puerta Santa por la circunvalación compostelana.