Uso de cookies en las páginas web del Ayuntamiento de A Coruña

En las páginas web municipales utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o conocer como cambiar la configuración, en nuestra página de "Normas de uso".

Ágora

Modelo de trabajo

La cultura no son sólo las obras de arte sino, y sobre todo, las relaciones que diferentes personas establecen con ellas. De la misma forma, una institución cultural no es un edificio, unos servicios o una secuencia de actividades, sino un ejercicio de inteligencia y sensibilidad emocional a la hora de establecer relaciones con la ciudadanía.

Dichas relaciones son la base del Centro Ágora concebido como un espacio abierto en el que generar sinergias participativas y relacionales donde los ciudadanos sientan representadas sus expectativas, satisfechas sus necesidades y fortalecidos los lazos colectivos a través de las relaciones entre el conocimiento y la sociedad.

El Ágora tiene, pues, una doble función para satisfacer esos dos aspectos interrelacionados: dar servicio a la sociedad y dar servicio a la comunidad artística y cultural, teniendo en cuenta que ni la sociedad ni la cultura son estáticas, sino enormemente dinámicas y cambiantes.

Este dinamismo de la sociedad y las nuevas formas de producción y de gestión del conocimiento se traduce en nuevas realidades y necesidades impensadas hace años y que deben ser cubiertas con decisión y autoexigencia para, por un lado, diversificar y activar los diversos sectores culturales y, por otro, hacer social y culturalmente rentables las infraestructuras entendidas como bien y servicio público. En Ágora satisfacemos las necesidades del presente y estimulamos nuevos horizontes para el futuro.

Un centro cultural de estas características debe ser permeable y debe rebasar sus paredes (físicas y metafóricas) para hacer suyo todo lo que sucede a su alrededor y trabajar, así, temas candentes de la actualidad como las políticas sociales, multiculturalidad, compromiso medioambiental, sostenibilidad, solidaridad y un largo etcétera. Junto con la participación, un objetivo importante es la concienciación social. De ahí que uno de los objetivos de un centro como Ágora haya de ser la producción de una esfera pública, de espacio participativo y de lugar de encuentros en la que presentar y representar los debates que interesan a la sociedad.

Como punto de encuentro y debate, Ágora es un plataforma plural e intergeneracional en la que se aúna de forma transversal el trabajo de varias áreas y concejalías y es también un espacio abierto a grupos, asociaciones culturales y vecinales, colectivos de creadores y programadores independientes, así como a varias entidades con las que hemos ido creando vínculos a lo largo de los años en los que el edificio fue construido. Por ello, podemos decir que la audiencia de Ágora está constituida por amplias mayorías y múltiples minorías y a cada una de ellas hay que satisfacerlas de muy variadas maneras.

Esta intensa participación ciudadana, con sus diferencias y semejanzas, acuerdos y desacuerdos, es una parte fundamental del programa fundacional del Ágora. Así se favorece un modelo de centro dialéctico que se nutre de las preguntas que les interesan tanto a los creadores en particular como a la sociedad en general y que posibilita que diferentes voces e interpretaciones interactúen en el espacio público.

Más allá del modelo de centro preocupado por difundir el arte o el conocimiento, es mucho más interesante y rentable social, cultural y artísticamente una institución que propicie la negociación del saber y del significado entre diferentes sectores de públicos.

Es así cómo Ágora es capaz de producir relatos polifónicos emitidos por multitud de agentes sociales y culturales que deben estar enraizados en el contexto, bien a través de una relación con las tradiciones culturales de A Coruña, bien con su paisaje urbano, bien con el Centro Ágora.

Ágora es un espacio de difusión, reflexión y debate de temas sociales y ciudadanos a través de la información y el conocimiento. Dichos temas son los organizadores de la programación que no debe obedecer a secuencias de exposiciones aisladas ni a actividades desconectadas sino que ha de organizarse siguiendo las líneas temáticas (ni excluyentes ni estancas) que a continuación presentamos.

  1. Las transformaciones del paisaje: se trata de construir un marco de reflexión para analizar la proyección espacial de la memoria emocional y de las utopías de futuro porque el paisaje —entendido en un sentido amplio que abarca naturaleza, arquitectura o espacio público— es la proyección de los cambios sociales y humanos en función de lo que somos y lo que deseamos ser.
  2. La construcción del público: toda actividad cultural lleva implícito un público que debe servirse de ella para entender el mundo en el que vive y actuar críticamente en él. A través de variadas actividades, Ágora fomentará más la figura del público activo que el espectador pasivo.
  3. Amplias mayorías y múltiples minorías: la inmigración, la multiculturalidad, la posición subalterna, las cuestiones de género, la diversidad sexual, la precariedad, la crítica postcolonial o la identidad cultural son algunos de los asuntos presentes en este eje temático.
  4. La producción cultural: todo lo referido a la producción (de obra y de sentido) es uno de los caballos de batalla de la cultura y hasta de la propia economía inmaterial y del conocimiento porque determina el horizonte de lo que se hace, por qué se hace y en qué sistema o estructura social y económica se inserta esa producción.
  5. La cultura como diálogo: los hechos culturales no nacen aislados sino que obedecen a diálogos intergeneracionales e intersubjetivos. Reconstruir filiaciones, herencias, programas estéticos, sensibilidades y prácticas artísticas y culturales vinculadas con lo social resulta fundamental para saber de dónde venimos y en qué contexto cultural estamos trabajando.
  6. La relectura constante de la historia del arte y de la cultura recientes: el arte y la cultura deben estar en constante reescritura para que el canon cultural mayoritario pueda ser revisado con el fin de ajustarlo a la realidad y para que las nuevas generaciones se acerquen y conozcan el paso reciente.
  7. La producción de lo nuevo: la novedad puede ser entendida desde dos puntos de vista: lo nuevo como una categoría que emplea el mercado para activar el consumo (lo cual ha de ser analizado críticamente) y lo nuevo como una categoría implícita en el discurso de renovación cultural inherente al arte y a la cultura contemporáneos (lo cual ha de ser fomentado).
  8. La hibridación y transdisciplinariedad: a menudo la novedad y la aportación se produce por la combinación de elementos existentes que se articulan de forma nueva. Esta remezcla suele ser el caldo de cultivo de las formas más interesantes de arte y de cultura, a la vez que suele generar dispositivos adecuados para trabar relaciones significativas con diferentes sectores de públicos.

Estos organizadores temáticos son los que estructurarán las diferentes propuestas que, abarcando los diferentes recursos del centro, se entremezclan transversalmente. De forma que un taller podrá conducir a una exposición, un seminario a una obra de teatro y una actividad de la biblioteca —que a su vez puede proveer de documentación a los ejemplos antes citados— en un evento que se desarrolle en el exterior de la plaza cubierta.

Estos temas pueden tener varias procedencias. Una de las funciones de Ágora consiste en enseñar en A Coruña las producciones culturales propias, pero también las provenientes de todo el mundo que tengan sentido en el contexto cultural coruñés. Pero, además de enseñar arte dentro del centro cultural, también Ágora tiene la responsabilidad de dinamizar la cultura coruñesa a través de su proyección fuera. Es así que un centro cultural como Ágora debe propiciar un flujo centrípeto que atraiga a los creadores y a las manifestaciones artísticas hacia A Coruña, pero también debe generar un movimiento centrífugo a partir del cual se genere una proyección exterior de la actividad artística de A Coruña.

Con este programa y con su potente arquitectura, el Centro Ágora es el referente de la sociedad, de la información y del conocimiento más importante de A Coruña constituyéndose como un lugar donde tomar el pulso de la implicación social de la creación y del pensamiento, como una plataforma para la experimentación artística y creativa, como un punto de encuentro para el debate y la reflexión, y como un centro multidisciplinar e intergeneracional con un programa muy variado de actividades para todo tipo de públicos.

El Centro Ágora es, así, un equipamiento cultural para el progreso social a través de intensos procesos de reflexión, fermentación, diseminación y evolución de ideas y contenidos culturales, artísticos y sociales mediante intercambios significativos entre la producción cultural y la ciudadanía.

  • Ayuntamiento de A Coruña Concello de Coruña
  • Logotipo FEDER
  • Logotipo Urbana-C
    • Ayuntamiento de A Coruña / Concello da Coruña.
    • Plaza de María Pita, 1. 15001 A Coruña.
    • Teléfono: 981 184 200 | 010
     ¦ 
¡Tienes un navegador demasiado antiguo!

Lo sentimos pero tu navegador es muy antiguo para poder mostrar esta página. Debes de actualizarlo o usar un navegador compatible. Hemos optimizado esta web para Google Chrome, Mozilla Firefox, Safari y Microsoft Internet Explorer 10 o superior. Instalar ahora un navegador compatible

?